Cuéntanos tu historia | El Príncipe Salvador

Ahora que el invierno comienza a dar sus primeros coletazos, qué mejor manera de empezar el fin de semana con un recordatorio de las historias que puedes vivir en Aquópolis Villanueva de la Cañada. Al menos, ya queda menos para la siguiente temporada…

Álvaro nos cuenta su historia en Aquópolis Villanueva de la CañadaMi nombre es Álvaro y suelo ir cada verano, como mínimo, una vez al Aquópolis de Villanueva de la Cañada. Esto que os cuento a continuación ocurrió hace dos veranos, y en concreto en la atracción de los «donuts» (así la llamo desde siempre), aunque el nombre de verdad es Río rápido, y ¡vaya si es rápido!

El caso es que nos montamos mi novia y un grupo de amigos en esta atracción y salimos cada uno con su donut flotador desde lo alto de la misma (el camino se inicia en lo alto de una colina), más o menos por orden, siendo los dos últimos mi novia y yo.

La atracción es bastante divertida de por  sí, sobre todo en las «piscinitas» intermedias, en las que siempre te caes del donut, formas una cola, intentas no hundirte y perder el flotador y todo eso. La mayor parte del recorrido no tuvo mayores sobresaltos, no más de los habituales, pero al llegar a la última piscina antes de llegar al final del recorrido. Me quedé rezagado y perdí de vista a mi novia.

Pero, ¡sorpresa! Antes del final la divisé al final de una curva. Apareció sin su donut preguntándose cómo continuar el trayecto y sin percatarse de mi presencia.  Yo no podía frenar e iba muy rápido.

Total, que la abordé y cayó en mi regazo. Desde entonces soy su príncipe salvador.

Share

Comentarios están cerrados

Close