Cómo prevenir los golpes de calor

Cómo prevenir los golpes de calor

Esta semana os hablaremos de cómo evitar los peligrosos golpes de calor. Atento a nuestros consejos, podrás aplicarlos en cualquier momento.

¿A quién afecta?
Las personas más propensas a sufrir golpes de calor son las personas mayores de 65 años y los más pequeños.

¿Cómo prevenirlo?
* Aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada.

* No exponerse al sol en exceso, ni en horas más calurosas del día (entre las 11 y las 17 horas).

* Usar cremas de pantalla solar con alto factor protección. Recuerda tener en cuenta que los productos autobronceantes no dañan, pero tampoco protegen.

* Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.

* Evitar comidas muy abundantes; ingerir verduras y frutas de temporada que te aportarán líquidos y estarás bien hidratado.

* Reducir la actividad física, especialmente en las horas de mayor calor.

* Usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero, anteojos oscuros.

* Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

¿Qué tienes que hacer ante los primeros síntomas de un golpe de calor?
Si te encuentras con  dolor de cabeza; vértigos, náuseas; confusión, piel enrojecida, caliente y seca, respiración y pulso débil, y elevada temperatura corporal (entre 41 y 42 grados centígrados) vete a zonas donde puedas estar a la sombra o en un lugar fresco y tranquilo.

Intentar refrescarte mojándote la ropa, aplícate hielo en la cabeza, bebe agua fresca o un poco salada, y acude al médico.

Al no existir un tratamiento concreto para los golpes de calor lo mejor, son los  métodos clásicos pueden prevenirlo y contrarrestarlo.

Esperamos que nunca tengas un golpe de calor, con este consejo seguro que podrás prevenirlos.

Share

Close